Muebles esenciales para la habitación infantil y la iluminación

Es un hecho que cuando queremos diseñar y decorar una habitación infantil nos asaltan un montón de dudas. Con la crisis se acentúa más aún este aspecto, ya que debemos de priorizar qué muebles y elementos van a incluirse en el cuarto de nuestro hijo o hija. Cuestiones como qué muebles son los más necesarios o que, a primera instancia, debemos incluir en la habitación infantil de nuestro niño/a.

Un mueble que no debe faltar, y que es básico, es la cama. Es importante no escatimar con el precio de este elemento, y más aún si está destinado para el dormitorio infantil de nuestro hijo. Lo esencial es un colchón de calidad, y acompañarlo con un somier que sea de gama alta. De esta manera nuestro hijo disfrutará de un mejor descanso.

Desde mi punto de vista, lo mejor es decantarse por una cama nido o, incluso, por una litera abatible. De esta manera ya estaremos preparados por si se decide ampliar la familia con un segundo o tercer hijo.

Otro elemento importantísimo en toda habitación infantil es el armario. Le será útil al niño para ordenar sus cosas y juguetes. Un consejo es el enseñar al niño desde el principio a tener todo en orden y aprovechar el espacio haciendo buen uso del armario. Un buen armario con puerta corredera es lo mejor para él o ella, ya que habrá menos riesgo de que se colpee accidentalmente con la puerta.

Otro elemento para el dormitorio de nuestro hijo es una buena mesa de estudio, con su silla correspondiente. Es siempre bueno que el niño se acostumbre a su propio espacio para realizar sus tareas académicas. También se le puede dar uso como mesa de dibujo para que el niño tenga rienda suelta escribiendo y dibujando. Lo mejor: colocar la mesa de estudio infantil dónde le incida a lo largo del día la luz natural del sol.

Las estanterias son esenciales también para la habitación de nuestro hijo. Es importante evitar que tengan salientes afilados, y que no tengan ángulos en pico; ya que hay más riesgo de que se haga daño. Un detalle a tener en cuenta es que el niño se puede colgar sobre el mueble jugando, y puede que se le heche encima; por lo que, si es posible, debemos fijar la estantería sobre la pared por medio de tornillos.

El último elemento esencial para la habitación infantil es la iluminación. Podemos decantarnos por una lámpara de techo y una luz de mesa que complementen bien. Existen en el mercado bombillas de bajo consumo que, si el niño se deja a menudo la luz encendida, no nos provoquen una sorpresa en la factura de la luz. En cualquier caso, evitaremos los halógenos por si el niño entra en contacto con la bombilla y se quema.